Aunque aún estemos en mitad de la primavera, en apenas mes y medio dará comienzo el verano 2021. Todos tenemos grandes expectativas y mucha esperanza, para ir recuperando poco a poco nuestra vida normal. Todos ansiamos poder volver a recibir a nuestros amigos y familiares en casa, y por ello, hemos creado esta entrada dedicada a detalles de decoración que darán a tu hogar un ambiente fresco para este verano.

Consejos decoración fresca de cara al verano

Elige tejidos frescos en tu decoración
En detalles intercambiables fácilmente en cada estación (como puedan ser cortinas, cojines o colchas-edredón) siempre recomendamos para lograr una decoración fresca tejidos como algodón o lino, pero….¿qué ocurre con elementos de mobiliario perennes en la vivienda durante todo el año?

Es muy sencillo igualmente. Para todos aquellos elementos, como puedan ser sofá y sillas, que por su estética quizás os decantarías por materiales como terciopelo o cuero, en estaciones como primavera y verano puedes elegir una funda de los materiales que te recomendamos.

Quítate de la cabeza la imagen de fundas horribles de sofá, puedes encontrar algunas ideales actualmente en el mercado, y prioriza conseguir estar lo más cómodo en tu hogar, durante estas estaciones, convéncete de las ventajas de estos elementos.

El poder de los colores para crear un ambiente fresco
En efecto, el color blanco, además de potenciar la luminosidad y la amplitud tiene otras muchas ventajas, entre otras, la de crear un ambiente más fresco.

Sobre todo si el sofá está colocado enfrente de una ventana o balcón, es decir, que la luz natural incide sobre éste directamente, este consejo te será de gran utilidad.

El motivo principal es que retiene menos tiempo el calor que los colores oscuros, por lo que si en su día te decantaste por un sofá con otras tonalidades, todo tiene solución.

¿Qué hacer con las ventanas?
Durante las horas de más calor, mantenlas cerradas. Aunque te parezca una locura, así conseguirás que la sensación de fresco generada durante la ventilación de toda la noche se mantenga en la medida de lo posible.

Tener las persianas bajadas favorece a que no entre el calor, ya que supone una superficie más que debe sobrepasar los rayos del sol. De esta idea podría partir la opción de colocar contraventanas que también ayudará a rebajar las temperaturas del interior de la vivienda.

A nivel técnico, en cuanto al tipo de ventanas que color, cuantas más cámaras de aire tengan los vidrios, mejor (lo mínimo que aconsejamos es un climalit, es decir, vidrio-cámara-vidrio, pero actualmente encontramos en el mercados hasta tres vidrios con dos cámaras de aire) o cristal espejados (que reflejan el sol y “no permite” que entre).

 

Las plantas, el detalle perfecto para la decoración fresca
Tener plantas te provocará una innegable sensación de frescura que será recibida como “agua de mayo” en los días más calurosos del año.

Finalmente, una planta de interior puede ser una gran solución, son especialmente interesantes la palma areca, la lengua de suegra o la planta del puesto que aportaran frescura y comodidad. Si aún con estos consejos no consigues sentirte fresco solo te quedan las tradicionales playa y piscina.

Y la iluminación….
Si te apasionan las velas tanto como a mí, serán grandes compañeras en veladas románticas y en el día a día. El motivo es que este tipo de iluminación natural no desprende calor, como lo puedan hacer las bombillas.

Por ello el último consejo para una decoración fresca es…
Al igual que las bombillas son fabulosas porque no desprenden calor, reducir la cantidad de aparatos eléctricos conectados evitará que todos éstos desprenden calor de manera innecesaria.

Esperamos que os haya gustado este post sobre la decoración fresca de cara a la nueva temporada ¡hasta pronto!