Tienes una estancia en la que no abunda la iluminación natural, o estás pensando comprar una vivienda en la que parte de las habitaciones no tienen demasiada luz, pero te gusta tanto el piso como la zona, con estos consejos verás el vaso medio lleno y te animarás a la compra de esa vivienda con un precio tan bueno.

Como siempre os recalcamos, en Annantis Project nos gusta partir de la redistribución de los espacios, para además de optimizar los metros disponibles, sacar el máximo partido de la luz natural.

La luz del sol es la fuente de iluminación, normalmente hasta el atardecer, más cálida posible, además de sostenible y gratuita, por tanto la preferida a optimizar por nuestro equipo.

Además, otras de las grandes ventajas de este tipo de iluminación demostrado empíricamente, es que es una gran medicina para la depresión, combatiendo la sensación de tristeza o apatía.

En definitiva, si quieres tener una casa más luminosa, y por consiguiente que parezca más amplia y que tu estado de ánimo esté “por las nubes” no puedes perderte los consejillos de nuestros interioristas para iluminar estancias.

 

– Opta por colores cálidos
Pintar las paredes en tonalidades claras y de manera homogénea, es decir, todas del mismo color, es imprescindible si buscas optimizar la iluminación de estancias oscuras.

Los colores claros se encargan de aportar claridad, es bastante obvio, pero que pintar las paredes de manera homogénea, hace que todas las paredes absorban, y por tanto reflejen, la misma cantidad de luz, no lo es tanto.
Una pequeña pincelada, bastante interesante, sobre pintar una, o dos, paredes de un color diferente, es que estas paredes si se pintan de un color más fuerte, éstas absorberán más luz, reflejando así su tonalidad y oscureciendo la estancia.

– Poca saturación
Recargar espacios, además del efecto de ver un espacio repleto de diferentes elementos decorativos, provoca la existencia de sombras, ya que la luz se encuentra con dichos obstáculos en lugar de permitirla fluir.

– En baños y aseos, azulejos claros y brillantes
Por su color son perfectos para aportar claridad, por el brillo del esmaltado se resalta la luz existente, aportando un efecto de mayor luminosidad.

– Muebles ligeros
Apuesta por muebles que den la sensación de que tienen poco peso, y como siempre de tonalidades claras. Por el contrario, si eliges muebles grandes, dará la sensación de falta de espacio, dando la sensación de más pequeño de lo que es, y encima si son de color oscuro, oscurecerán más la estancia.

– Utiliza elementos que aporten profundidades
Por esta razón las estanterías abiertas se convierten en grandes aliadas. Además de ser muebles ligeros como os comentábamos en el punto anterior, aportarán un toque de profundidad cuyo resultado es muy satisfactorio.
Con este punto, te recomendamos tener cuidado, las estanterías pueden convertirse en un arma de doble filo, y obtener el resultado contrario si no se mantiene el orden en ellas.

– Revisa la iluminación
Cuando la luz natural es un bien escaso en la vivienda, debes cuidar cada detalle de la luz artificial.
Te recomendamos iluminación LED, además de aportar más luminosidad, es mucho más sostenible.

– Cuida la limpieza de las fuentes de luz
Parece una bobada, pero en ocasiones, los diferentes tipos de iluminación seleccionadas son las correctas. Un consejo muy sencillo, que puede ahorrarte muchos quebraderos de cabeza de porqué tu casa tiene un aspecto lúgubre, es que saques todos los plafones, lámparas y bombillas y los limpies a fondo. Aunque parezca raro, este detalle de acumulación de suciedad en la fuente de luz en sí, no la lámpara, resta bastante luminosidad.

– Pasión por los espejos
Siempre son la clave, tanto para aportar profundidad, y por tanto dar sensación de amplitud, como para multiplicar la luz existente, y por tanto mejorar la iluminación de la estancia.

– Elementos decorativos metálicos
Tendrán un efecto muy similar al de los espejos, ya que con su brillo aportarán luminosidad.

– Cuando las ventanas no son ampliables, revisa sus marcos
Normalmente es complicado aumentar el tamaño de las ventanas, porque afectan a la apariencia de la fachada del edificio, que debe permanecer intacta.

Utilizar marcos de ventanas en color blanco, en lugar de metálico o tonalidad oscura, será un gran acierto ya que obtendrás un resultado homogéneo con la tonalidad de paredes y muebles, aportando un granito de arena más para la búsqueda de efecto claro-luminoso.

– Cortinas y estores con tejidos vaporosos
Además de que la tela sea de tonalidades pastel, que sean tejidos ligeros y fluidos, darán la sensación de ser elementos etéreos, y no pesados ni cargantes.

Hasta aquí algunos de los trucos de nuestros interioristas para mejorar la iluminación de estancias con reducida luz natural ¡hasta la semana que viene seguidores!