Cuando nuestros arquitectos, e interioristas comienzan a trabajar con una familia, y su proyecto de reforma integral, intentamos siempre llevarlos por “el camino del medio”, el camino de la neutralidad.

No queremos que asocien, ni asociéis, neutralidad a falta de personalidad, si no a crear un diseño duradero en el tiempo, cuyo estilo no te aburra pasado un corto plazo de tiempo.

Tonalidades madera y tierra, se convierten en nuestras favoritas para “colorear” paredes y suelos, pero también en mobiliario.

En toda reforma integral, nos encargamos, como no puede ser de otro modo, en estancias como la cocina y el baño-aseo, además de instalaciones, y de la gran parte estética que supone suelos, alicatados y puertas, de otro elemento indispensable, el mobiliario.

Para este trabajo, nos gusta también ser fiel a la neutralidad, ya que nuestras propuestas se basan en elementos de calidad, creemos que un diseño neutro favorece, y facilita, además de a la amplitud y a la luminosidad, que te sientas cómodo durante más tiempo, evitando aborrecer una elección demasiado colorida.

Mobiliario de estilo neutro, y funcional, que faciliten el día a día en un hogar, es un consejo que ofrecemos a todos nuestros clientes. Estas fáciles directrices a seguir reman hacia un mismo objetivo, conseguir un hogar homogéneo y agradable.

Pero después de estas premisas seguro que te sigues preguntando ¿qué tendrá mi hogar de especial?, ¿qué le diferenciará de otros?, ¿dónde están los guiños hacia mi gusto y personalidad?…es muy sencillo, en los detalles y elementos que puedas cambiar con facilidad.

Colores neutros para el baño
Diseñamos baños modernos, con estilo, que sean útiles pero que acompañen y apoyen al estilo que impera en el hogar de nuestro cliente. Por ello, los tonos neutros se convierten en nuestros preferidos también en esta estancia, en alicatados y mobiliario, consiguiendo así una estancia más armoniosa.

Para los más discretos, alicatados con acabado madera que combinan a la perfección con los muebles del mismo estilo.
Acabados en madera, blanco y/o beige que apoyan la sintonía general de toda la vivienda, consolidando así un estilo limpio y neutro, preparado para que los pequeños detalles aporten la personalidad que tanto nos demandan nuestros clientes.

A continuación, un cuarto de baño con combinación diseñada, e instalado, por nuestro equipo. A los tonos neutros y acabados en madera, la personalidad de la estancia es dotada con la grifería.

 

Otro ejemplo de nuestros baños es el siguiente, en el que la nota de color, y personalidad, se aporta en forma de plantas y flores, debido a que Alexandra, la propietaria de la vivienda, es una apasionada de las mismas.

Pero también para la cocina
En ambas estancias, a los colores neutros, le añadimos el negro. En elementos como la grifería o el toallero-radiador, además del marco de la mampara, que servirá para dotar de carácter, sin necesidad de prescindir a que, de forma global, predominen colores más suaves.

En las cocinas entra en juego el estilo industrial, haciendo relevante además de la tonalidad madera, al acabado en negro, realmente importante.

Se une, además, una nueva cualidad, el minimalismo. Líneas rectas y correctamente definidas, terminaciones lisas, que crean una sinergia perfecta con la estrategia de neutralidad de la que os estamos hablando.

Como podéis ver en la siguiente imagen, sea el punto de partida que sea, nuestro equipo, desde el primero momento de diseño tiene muy claro que atrás deben de quedar colores estridentes en alicatados y mobiliario, ya que creemos que optar por colores neutros es una apuesta segura en todos los aspectos.

 

¿Y para el resto de la vivienda?
Si aconsejamos, y diseñamos, usando tonos neutros en estancias como la cocina y el baño, podréis imaginar, que es extensible, con mayor ahínco, en el resto.

Cada cliente, y su hogar, es un mundo. Algunos prefieren que, imperando en la neutralidad cromática, sea una antigüedad la que adquiera protagonismo y marque la personalidad del propietario de la vivienda.

Otros, sin embargo, prefieres romper la tendencia monocromática con detalles llenos de color, que aporten esa alegría, y personalidad, de la que carecía la vivienda.

Gracias a esta estrategia, cambiar la personalidad de la vivienda, será sencillo y menos costoso. No es comprable cambiar los tiradores de un armario, una alfombra, o unas cortinas, con cambiar el suelo, el color de la pintura de la pared o el mobiliario del salón.

Uno de nuestras opciones favoritas para aportar personalidad, y color, son las alfombras.

 

Y como no podría ser de otro modo, los cuadros.

Esperamos haberos ayudado a entender el valor de los detalles cuando de una decoración con muebles de diseño neutro estamos hablando y que os animéis a apostar, e invertir, por la misma para acertar siempre.