Cada entrega de una reforma integral ejecutada, y diseñada, por nuestro equipo es un pequeño-gran honor para nosotros.

Hay cientos de empresas de reformas en Madrid que aparentemente ofrecen el mismo servicio. Aunque con el paso del tiempo, y según nuestros clientes nos van conociendo, se dan cuenta de que no es del todo así.

Muchas de esas “cientas”, no podemos considerarlas competencia. Como es lógico, antes de contratarnos a nosotros, los clientes han solicitado más presupuestos de reforma integral. Nos comentan que muchos de ellos, tras la visita a la vivienda, le hacen un presupuesto “a ojo” y le dan una estimación, otros tantos, tras la visita, presentan un presupuesto en un par de hojas.

Desde nuestra primera visita, la cual es realizada por un arquitecto, ofrecemos un servicio totalmente personalizado y transparente. Mantenemos con nuestro cliente una conversación distendida de qué espera de la reforma, y cual va a ser la función de la vivienda.

Tras unos días, hacemos llegar al cliente un extenso presupuesto de reforma en el que quedan reflejadas todas las partidas que lo componen, desglosada una a una para que puedan ver todo el trabajo que vamos a realizar y el coste de este. Además, de las estancias principales, creamos renders para materializar el resultado de nuestro trabajo.

En el caso de esta reforma que hemos entregado, buscaban obtener un resultado actual, moderno, en tonos muy neutros en toda la vivienda, ya que el objetivo era actualizarla y venderla para que los próximos propietarios pudieran dar las pinceladas finales que les permitieran hacerla suya.

La foto correspondiente a la portada, pertenece a la vista de la cocina desde el salón. Como podéis ver, hemos prescindido de la puerta, con un hueco más amplio de lo normal, compartiendo así la luz del salón con el pasillo. Ésto, unido a los colores calidos, crea una calurosa sensación de hogar, pero con una apariencia realmente cuidada y sofisticada.

Puertas, y rodapiés, blancos en toda la vivienda. Unidos a los colores neutros de la pared, y a la luz natural de la vivienda, hemos conseguido sacar el mayor potencial de ésta.

En la cocina, un alicatado metro, la mejora forma de innovar con un clásico. Se denomina así debido a que fue el tipo de alicatado que se usó en el primer Metro de Nueva York en 1904, y es uno de nuestros preferidos para baños y cocinas ya que crea un espacio elegante y atemporal, nada que ver con los primeros usos que se le dio al mismo en sus inicios.

En el cuarto de baño principal se ha optado, a petición de los propietarios, por mantener la bañera, creando así un pequeño oasis de paz para un momento de relax tras las largas jornadas de trabajo.

Como podéis ver, en el cuarto de baño principal hemos combinado diferentes tipos de alicatados, tratando de dar mayor profundidad, además de un cuidado diseño, a la estancia.

Y aquí termina esta entrada a nuestro blog dedicada a una de las últimas entregas de reformas integral que hemos realizado ¡Hasta pronto!