La pasada semana os hablaba de un proyecto de inversión en una vivienda en Lavapiés que se subdividía en dos de menor tamaño con el objetivo de venderlas, o arrendarlas, tras la ejecución de la reforma integral entregada a sus propietarios.

Tras la visita a la propiedad con los clientes, lo primero que hicimos fue nuestro plano en base a la medición realizada por la arquitecta encargada de este proyecto de reforma integral, en este caso, Victoria.

Una de las primeras herramientas utilizadas, y elaboradas, por nuestro equipo es el plano. En base al mismo, y a unas directrices de la propiedad, totalmente abierta a propuestas de nuestro personal, se elaboró un presupuesto de reforma  a medida

Tras un par de reuniones, y revisiones, con nuestros clientes, elaboramos el proyecto final, resumen de la ejecución que tendríamos que llevar a cabo.

A pesar de poder recuperar algunos de los elementos de la vivienda, como puertas y suelo, debido a que estaban en buen estado y correspondían a una calidad media, media-alta, en todo momento se ha tenido como objetivo una actualización global, tanto la parte estética como técnica, obteniendo así un piso totalmente nuevo.

La vivienda se distribuye en hall, cocina, baño, salón-comedor y dos dormitorios, todas alrededor de un distribuidor de estancias. El otro piso reformado, con la misma distribución, simétrico a éste, también os mostraremos el resultado muy pronto para que veáis el cambio absoluto al que se ha visto sometido, con un resultado realmente fabuloso.

En paredes y suelos prevalecen los colores neutros, blanco y diferentes tonalidades de gris, se alternan creando espacios elegantes y sofisticados que esperan ser dotados del carácter de los futuros residentes.

Como podéis ver en esta imagen, todas las puertas de la vivienda son lacadas en blanco, al igual que los marcos de las ventanas de Climalit. Ambos dormitorios se han dotado de armarios empotrados a medida, con puertas igualmente blancas. 

La cocina carecía de mobiliario. Se ha procedido al cambio de toda la instalación de electricidad y fontanería, además de ventana, alicatados y por supuesto, colocación de un mobiliario acorde al estilo de la vivienda. Además, aunque no se vea en esta imagen, se ha elegido una puerta corredera, encastrada, para no perder ni un centímetro de espacio de almacenaje ni confortabilidad.

En cuanto al salón-comedor, los cambios son muy obvios. Destaca la retirada del gotelé, que siempre favorece a crear una imagen más actualizada de los espacios. Aprovechando el cambio de la instalación eléctrica, se ha colocado una máquina de aire acondicionado que mejorará, sin lugar a duda, la calidad de vida de los afortunados residentes.

Para finalizar, el asombroso cambio visual del cuarto de baño. Como siempre os comento, apostar por colores neutros, favorece la amplitud visual y la iluminación, realmente ejemplificada con el cambio radical que podéis ver en esta última fotografía de nuestro blog referente al par de reformas integrales ejecutadas en Lavapiés.

Hasta aquí podemos contaros sobre esta fabulosa reforma integral entregada y cómo ha sido el proceso y el resultado final que ha encantado a nuestros clientes. Una vez más, gracias por confiar en nuestro equipo de profesionales