En Annantis Project tenemos clientes muy dispares, que podríamos clasificar en muchos grupos, pero dos de los más importantes son antiguos y nuevos propietarios, ambos se han decidido a mejorar su calidad de vida gracias a una reforma integral.

La anterior división se basa en si los propietarios adquirieron la vivienda hace tiempo, y fruto del uso se ha desactualizado, o simplemente aquellos que han adquirido la vivienda recientemente y desean adaptarla a su gusto y necesidades.

En cualquier caso, ambos grupos tuvieron algo en común si compraron, en sus respectivos momentos, una vivienda de segunda mano, vieron algo en ella que les enamoró y les hizo decantarse por ella.

Comprar una vivienda de segunda mano requiere, en la mayoría de casos, un imaginación despierta que nos permita ver más allá del presente, y previsualizando pequeños cambios, imaginar el resultado final tras confiar en las manos de unos profesionales la ejecución de esas ideas a través de una reforma integral.

En este post voy a haceros perder el miedo de comprar una vivienda antigua, incluso animaros a decantaros por ella si su esencia es la que os gusta, ya que cumpliendo los tips de la lista que os voy a redactar a continuación conseguiréis tener una vivienda nueva con el encanto de una antigua.

Consejos para reformas integrales de viviendas antiguas

Actualiza instalaciones
No, nuestro consejo no es que las mandes revisar, es que directamente las cambies y te olvides por muchos años de posibles problemas de mal funcionamiento fruto del desgaste.

Redistribuye espacios
El espacio te hizo decidirte por esa vivienda, pero que creemos estancias adaptadas a ti, te hará enamorarte completamente. Reubicar las estancias, cambiar el tamaño de las mismas, fusionar algunas para crear algunas más amplias, o aprovechar zonas desaprovechadas hará que disfrutes durante el futuro de cada instante en tu hogar.

Respeta su esencia
Aunque realicemos una reforma integral, siempre hay elementos, que poseen la esencia de lo que esa casa fue en un pasado, que te aconsejamos mantener, es parte de su encanto y un valor añadido con respecto a la vivienda nueva.
Algunos detalles de la estructura de madera, o hierro, paredes de ladrillos visto, grandes puertas de madera maciza…antes de taparlos o deshacerte de ellos, piensa el toque diferencial que pueden aportar éstos.

Elige un estilo
Puedes optar por mantener el inicial de la vivienda, y ser rompedor y crear espacios realmente modernos, o ser ecléctico y fusionarlos, pero es imprescindible que tengas claro qué tipo de estilo quieres que tenga tu hogar y focalicemos todos los esfuerzos en el mismo rumbo para crear espacios armoniosos.

Aprovéchate de las ventajas del innovación
Tener un hogar con encanto, es un lujo, pero la comodidad es algo a lo que nunca debes renunciar, si no el paraíso se convertirá en un infierno.
Un buen aislamiento térmico, incluso acústico si es necesario, y unas buenas ventanas y puertas que nos permitan tener en el interior la temperatura que elijamos, independientemente de la exterior, son detalles que te harán que no quieras salir de casa.

Mejora los puntos de luz
Además de lámparas en el centro de las estancias, ahora tenemos grandes medios para mejor la iluminación, y por tanto calidez de la vivienda. Acompañando a dichas lámparas, o directamente sustituyéndolas, nuestros interioristas te recomendarán colocar focos empotrados te ayudarán a tener la mejor iluminación durante todo el día.

Una pieza clave, el mobiliario
Estos elementos te ayudarán a rematar, por el mismo camino, el estilo de los espacios, o por el contrario, romper con el estilo de la estructura creando así un espacio totalmente ecléctico e impactante.

En el suelo, opta por los clásicos
Madera natural, o porcelánico imitación madera, y baldosas hidráulicas se convierten en nuestros favoritos para potenciar la esencia de los espacios antiguos.

Hasta aquí los detalles que nunca, nunca, debes olvidar si tienes en mente comprar una vivienda antigua y convertirla en tu hogar tras una reforma integral ¡hasta pronto seguidores!