¿Eres de los te quejas porque tu vivienda tiene demasiado pasillo?, ¿crees que son metros desaprovechados?, ¿te has llegado a plantear mudarte porque te pone de mal humor recorrer esos metros de pasillo cada día?…esos días van a pasar ala historia con esta entrada a nuestro blog.

Si te has animado, o piensas en hacer, una reforma integral, pero por tu cabeza no pasa redistribuir las estancias, te traigo algunos consejos para que cambies la percepción sobre tu mayor “enemigo” dentro de tu casa y comiences a verlo como un gran aliado.

Cuando nuestros profesionales, tanto arquitectos como interioristas, visitan una vivienda, los propietarios suelen tener dos actitudes hacia estas estancias. La más común, desagrado, ya que las consideran espacios inútiles. La segunda, indiferencia, creen que es una estancia “obligatoria”, de paso, y que por lo tanto no requiere mayor atención.

¿Qué opinan nuestros profesionales de los pasillos?

Los pasillos, son realmente distribuidores de estancias, es decir, sí tienen una funcionalidad dentro de la vivienda. El pasillo es una estancia en sí, con diferentes puertas, estancias principales, y ahí alberga su función, en permitir organizar a las demás.

Las grandes viviendas, con numerosas estancias, tienes enormes pasillos, con grandes espejos-cuadros, incluso aparadores y estanterías. Sus propietarios se esmeran en cuidar la estética de éstos, ya que son la antesala de estancias de mayor relevancia, pero que debido a sus grandes dimensiones, también podrían ser consideradas como principales.

En las viviendas habituales, de tamaño medio, cualquier metro útil que pueda añadirse a una estancia principal, es un tesoro, por ello, en Annantis Project, siempre recomendamos, cuando es necesario, la redistribución de estancias, con el objetivo de ampliar el tamaño de las principales.

Sin embargo, cuando la reforma integral no permite eliminar el pasillo, o lo reducimos, pero no lo eliminamos, tenemos unos consejos que aplican nuestros interioristas, o que transmitimos directamente a los propietarios si van a ser ellos los encargados de la decoración de su hogar.

1º.- Elige bien qué elementos colocar
Depende del largo, y el ancho, debes elegir los elementos más adecuados. Si el espacio te lo permite, podrás hacer de tu pasillo una estancia bastante fructífera, en cuanto a almacenaje se refiere, gracias al uso de muebles como estanterías, zapateros o aparadores, que te permitan guardar desde libros, zapatos o ropa de hogar, o tuya de otra temporada.

Por supuesto, siempre que puedas, coloca armarios empotrados, serán tu salvación, y te permitirán que los dormitorios estén mucho más desahogados.

 2º.- Ilumina bien tus pasos
Si tienes la suerte de que tus pasillos tienen grandes ventanales, coloca cortinas livianas, incluso, no pongas cortinas. Si por el contrario no tiene ventanas propias, tenemos dos recomendaciones para ti:

– No deseches la idea de eliminar la puerta al salón -comedor, como nosotros hicimos en la obra que os explicaba la pasada semana “Nueva reforma integral en Distrito Chamartín“. En ésta, presentamos al propietario una propuesta para eliminar dicha puerta, y gracias al gran espacio que quedo libre, y a lo muy luminoso que es el salón, todo el pasillo se ve beneficiado de ducha luz.

– Si no hay luz natural, permítenos que hagamos “magia”, bajemos un poco los techos, y coloquemos focos que producirán una gran mejoría en el aspecto estético de tu hogar, aportando calidez.

3º.- Cubre el suelo con alfombras
Al igual que la luz, las alfombras harán que el “tedioso” pasillo sea mucho más acogedor y cálido, sobre todo para suelos porcelánicos, y aquellos que acostumbráis a ir descalzos por casa.

4º.- Espejos VS cuadros
Deja los cuadros de grandes dimensiones, y colores llamativos, para grandes estancias, y decántate por espejos para multiplicar la luz y el campo visual, es decir, para crear un efecto óptimo de mayor amplitud. 

Otros pequeños detalles que nos encantan, y que darán mucho calor de hogar, serán las fotografías familiares. Siempre es una gran idea hacer una pequeña exposición de grandes momentos en el pasillo, así cada vez que pases por ahí, echarás la vista atrás y esbozaras una sonrisa.

Espero que nos hayan gustado estos trucos para decorar, y amueblar, vuestros distribuidores de estancias, y que además de gustaros, os animéis a implementarlos en vuestro hogar.