Nuestro equipo de profesionales, cuando entra en una vivienda para analizarla y hacer posteriormente el presupuesto de reforma correspondiente, suele recomendar deshacerse del suelo que está colocado en la vivienda, excepto en algunas ocasiones en las que su belleza les hace decantarse por la opción de acuchillar parquet.

Existen dos motivos principales que nos conducen a tomar este camino. Por un lado, es uno de los elementos predominantes de la vivienda, es decir, cambiando éste conseguiremos un gran efecto de cambio visual. Por el otro, es la zona con más desgaste debido al tránsito constante de gente (sin hacer especial mención al daño que puede provocar elementos como los zapatos de tacón a los suelos de madera).

Sin embargo, hay veces en las que debido a la calidad de la materia prima de la que está fabricado el suelo, merece la pena simplemente actualizarlo para que vuelva a brillar como el primer día.

En el caso de ser piedra, como mármol, bastará con pulirlo para que resplandezca como si de un suelo nuevo se tratara. En el caso de ser madera, habría que diferenciar si es parquet o suelo laminado para ver si merece la pena conservarlo.

Si estás pensando en mantener el suelo de tu vivienda siendo éste de madera, el primer paso antes de acuchillar parquet es verificar si es realmente lo que parece.

La diferencia entre el parquet y el suelo laminado es la composición del mismo. El primero es una tablilla de madera maciza, sin embargo, el segundo es una pancha de material sintético que imita al primero.

Cada uno tiene sus ventajas y desventajas. El parquet es un material natural, de gran belleza, pero que también requiere de cuidados precisos. El suelo laminado es realmente aparente, pero con ventajas como tener mayor resistencia y no necesitar cuidados específicos.

Como es lógico, en el caso de tratarse de un suelo laminado, no interesa mantenerlo, por lo que en su caso sería sustituido. El parquet sí podría ser interesante tratar de rescatarlo, y darle una nueva vida, devolviéndolo su belleza natural, como si los años no hubieran pasado por éste.

¿Cuándo acuchillar parquet y barnizarlo al hacer tu reforma integral?
Si has adquirido una vivienda, o es tu actual residencia, y el parquet se encuentra en buen estado, no dañado, a pesar de no tener una apariencia cuidada, no debes descartar la idea de recuperar su esplendor y darle una nueva oportunidad.

Si te gusta la madera, acuchillarlo y darle una nueva oportunidad, es una posibilidad que debes tener muy presente.

Podemos decir que acuchillarlo es la fase de “saneamiento”, posteriormente podrás elegir el acabado superficial con la posterior fase de barnizado.

Si estamos hablando de un buen parquet, en muchos casos podrás obtener un resultado sorprendente, de mayor calidad al de un suelo nuevo que puedas adquirir, tras estas fases de acuchillado y barnizado.

Un detalle que no todos saben, es que en época de lluvia y humedad, no es la mejor época del año para este proceso de restauración. ¿Sabes cuál es el motivo? la madera, además de ser un material realmente bonito, tiene otras características no tan positivas, como ser poroso. En el proceso de acuchillado se queda la madera “desnuda”, y ya que es un material poroso esta cualidad provoca que absorba la humedad, ralentizando el proceso de “curación” del barniz

Más detalles sobre el acuchillamiento de tu parquet
Este proceso es una actividad que genera mucho polvo, por ello utilizamos maquinaría de última generación que a la vez que ejecuta el proceso de lijado va recogiendo el polvo generado, o la mayor parte de éste.

Al igual que la maquinaría utilizada, hay otros detalles que influyen en que el resultado sea realmente bueno. Por el mismo camino de la maquinaría de pulido está el material principal utilizado, es decir, el barniz, que debe ser de excelente calidad para garantizar un perfecto resultado estético además de prolongación en el tiempo.

Al otro lado de los material, la profesionalidad, la experiencia y la pericia de los buenos profesionales que llevan toda la vida dedicados al sector. Por ello, al igual que con todos los diferentes procesos que componen una reforma integral, acuchillar parquet es una tarea que solo debes encomendar a profesionales del sector.