El COVID ha dado, y sigue dando, mucho que pensar. Han sido muchas horas en nuestro hogar, encerrado con la familia, o solos, pensando que es lo mejor para nosotros. En ese periodo de tiempo muchos han dedicado tiempo a percatarse de que su vivienda necesitaba un cambio. El cerramiento de terraza siempre ha sido un “as en la manga” para todos aquellos que querían realizar una reforma integral de su vivienda y optimizar cada metro de ésta.
Con las circunstancias por las que hemos pasado, mucho de vosotros os habéis decantado por seguir con la tendencia de llevar a cabo el cerramiento terraza para ganar algunos metros útiles a la vivienda. Sin embargo, otros muchos habéis comenzado a valorar aquello que ya teníais, percatándoos de que tener una pequeña terraza puede llegar a ser un lujo, una conexión al mundo real que nadie puede arrebatarte.
Hasta este año, y debido a las circunstancias ocurridas en el mismo, las terrazas eran espacios poco frecuentados normalmente en nuestra vivienda. Algún ratito de sol o tomar un refresco durante los meses de verano. Estas eran las actividades más habituales para aquellos que tenían el suficiente espacio para colocar una mesita y un par de sillones o butacas.
Por esta razón, nuestros profesionales siempre solían disponer de dichos metros para mejorar la vivienda, aumentado también así la utilidad y el valor de ésta.

¿Qué tipos de cerramiento puedo encontrar?

Principalmente dos. La primera opción, con grandes ventanales, de suelo a techo. La segunda, mixto ventanal-panelado.

A nosotros nos encanta la primera opción, compuesta por enormes ventanales formados por cerramientos de vidrio reforzado. El resultado estético es realmente fantástico, aportando sensación de amplitud y luminosidad. El resultado técnico, de igual modo, es muy satisfactorio, consiguiendo tanto aislamiento térmico como acústico.

Esta opción se ha convertido en la opción preferida de nuestros profesionales ya que permite mantener la vistas, es decir, la conexión con el exterior. Además, este espacio cerrado lo podrás aprovechar durante todo el año, siendo una magnífica fuente de luz natural para tu vivienda.

La segunda opción, otro de los más frecuentes, son los compuestos por ventanas y paneles de policarbonato. Además de aislar térmica y acústicamente, te permitirán una distribución diferente en la estancia. En viviendas no demasiado amplias, tener debajo del ventanal una pared, te permitirá aprovecharla, pudiendo poner sofá o mueble en la misma.

¿Qué necesitas para llevar a cabo el cerramiento de mi terraza?
Lo primero que necesitaremos es el permiso de la comunidad de propietarios. Una vez lo consigamos, pediremos la autorización al Ayuntamiento y el permiso de obra pertinente.
Para obtener el permiso de la comunidad, tendrá que llevarse a cabo una reunión de vecinos, en la que se informará de la intención del cerramiento terraza. Una vez explicado con detalle, se procederá a votación, el resultado debe ser favorable para poder ejecutarse la reforma, ya que ésta puede modificar la fachada.
Trabajando con un equipo de profesionales como el de Annantis Project te asegurarás conseguir el resultado óptimo, tanto a nivel estético como técnico.
En cuanto a nivel estético, en este tipo de prácticas es muy frecuente encontrarnos con que el tipo de suelo no es común. En nuestro caso, al ejecutar reformas integrales, normalmente nos solicitan cambio de suelo en la totalidad de la vivienda, por lo que es muy sencilla la uniformidad. Para aquellos que tienen parquet en el interior, y desean mantenerlo, pero no en la terraza, también existe la posibilidad de colocar uno muy similar, y como en ese caso requeriría acuchillarse el de interior, el resultado quedaría bastante homogéneo. En un último caso, algunos afortunados tienen la suerte de tener excedentes del suelo del interior de la vivienda, por lo que podríamos usar el mismo para lo que antes correspondía a la zona de la terraza.
Con respecto a la segunda parte, la técnica, es muy recomendable que contemos con planos y documentación del edificio, cuanta más información tengamos, avanzaremos con mayor seguridad. Información cómo la existencia de pilares y/o muros de carga de la zona a reformar es prioritaria para ejecutar este tipo de proyectos.
En ocasiones conseguimos tirar tabiques, pero hay que dejar un pilar, por lo que debemos tener en cuenta que el espacio obtenido, no será diáfano.

Por último a tener en cuenta, y algo de lo que no todo el mundo se percata porque es meramente técnico, además de no visual, es la necesidad de que el cerramiento conlleve, además, aislamiento acústico y térmico, para que el resultado sea agradable a la vista, pero también al resto de los sentidos.
Para conseguirlo, la pared deberá incluir aislantes, y las ventanas estar compuestas por materiales aislantes.

Un caso muy especial, el cerramiento de terraza en áticos

Fabulosos oasis en mitad de la ciudad. En muchos de los casos, los metros de terraza superan a los metros habitables de la vivienda. Por este motivo, muchos son los clientes que quieren aumentar estos segundos y se decantan por la idea de cerramiento en parte de su terraza.

Algunos solo quieren poder disfrutar de la terraza independientemente de las condiciones climatológicas de la época del año. Para ello utilizamos cerramientos móviles o plegables, que les permitan en cualquier momento volver a la apertura inicial.

Otros prefieren aumentar los metros de vivienda, y se decantan por un cerramiento parcial pero permanente, aumentado así los metros habitables, y por tanto, la confortabilidad que ofrece dicha vivienda, sin renunciar a la calidad de vida de tener una magnífica terraza.

Como has podido comprobar, existen tantas variantes de cerramientos de terrazas como necesidades, o caprichos, pueda tener nuestro cliente. El equipo de Annanstis Project te recomendará el adecuado para cada familia, sus necesidades y gustos.