Al igual que otros elementos utilizados en las reformas de interiores, la grifería, una de las piezas clave en estancias como la cocina, baño y aseo, es fruto de tendencias y modas. Algunas de ellas logran convertirse en todo un clásico, atemporales, que no pasan de moda, aunque pase el tiempo. Otras desaparecen antes de ser conocidas por la gran mayoría.

Actualmente, hay una tendencia en grifería que lleva tiempo utilizándose y que al parecer llegó para quedarse. Estamos hablando de la grifería negra, una estética que a pesar de haberse consolidado aún no está instalada en demasiadas viviendas, por lo que puede dar un toque muy especial y personalizado a tu hogar.

Si estás pensando llevar a cabo una reforma integral, o tan solo de baños y/o aseos, es una opción que te recomendamos revisar porque estamos seguros que te gustará y sin duda impactará a tus invitados. 

Si sopesas la idea del uso de este tipo de grifería, tienes que pensar varios factores. En primer lugar, dónde utilizarla. Cocina, baño y aseo son las diferentes opciones. Puedes usarla en todos o en algunos. Para tomar esta decisión dependerá de la estética en decoración de interiores que vayas a elegir para tener tu vivienda y si quieres con el uso  de este tipo de grifería homogenizar el estilo de la vivienda, o si por el contrario prefieres usarlo en la cocina o en un baño o aseo en concreto para darle un carácter especial.

Otro punto importante es si una vez elegidas las estancias, decides usarlo para todos los elementos (grifería, toallero, accesorios de baño…) o solo algunos de éstos.

 

Vamos a comenzar por el uso de este tipo de grifería en la cocina. Aunque este color comenzó a utilizarse en los baños, cada vez es mas frecuente en las cocinas. Variando el modo (monomando,  bimando, extraíbles) y el estilo (retro, moderno…) es una opción con un resultado realmente fantástico.

Es una alternativa para darle a la cocina un toque diferente, original, pero con personalidad y mucho estilo.

Sí, lo sabemos, ahora te estarás preguntado ¿qué tipo de fregadero elijo con esta grifería negra? La tendencia te recomendará que elijas uno cerámico, es realmente maravilloso, pero si prefieres no hacerle caso a la moda actual, elige uno más clásico y obtendrás un resultado muy especial, menos visto.

Otro elemento que deberás tener en cuenta para esta elección es la encimera de la cocina y los tiradores de los muebles. Nuestro equipo cree que los pequeños detalles marcan la diferencia, y conseguir un diseño que sea firme conlleva que todas las piezas deban encajar creando una imagen consolidada e impactante.

En los baños y aseos, debemos de igual modo, elegir si queremos utilizar todos los elementos con esta terminación en color negro. A pesar de huir del color negro en el diseño de interiores por dar un toque frío y oscuro, en pequeños detalles es realmente elegante. Nosotros solemos decantarnos por efecto mate, más versátil, discreto y fácil de combinar.

Son piezas que combinan muy bien con el color blanco, dando un gran protagonismo así a la grifería, pero también con tono madera, pasando más desapercibida y con un resultado totalmente diferente.

Además de griferías, puedes jugar con otros elementos para terminar de conseguir un espacio con mucho estilo. Desde el radiador toallero, hasta elementos como accesorios de baño (jabonera, dispensador de papel…), incluso el color de las toallas, harán que consigas un resultado realmente fantástico.

Otro factor que entra en juego es el recubrimiento de las paredes. Baldosas en tonalidad clara (de mármol o con efecto del mismo), microcemento o papel pintado son otras opciones que nuestros profesionales revisarán contigo para que el resultado sea el óptimo para tu hogar.

¿Algo más que deba saber sobre este tipo de grifería?

Hasta ahora os hemos hablado de lo especiales que son este tipo de piezas para crear espacios con personalidad. Pero también tienen algo negativo, que variará dependiendo de la ciudad en la que residas.

El gran enemigo de cualquier zona con humedad es la cal, aunque depende de la ciudad en la que vivas tendrás que tener, o no, en cuenta este factor.

En cualquier caso, si te gustan estas piezas no hay razón para que no las elijas. Simplemente vas a tener que ser más cuidadoso en el mantenimiento. El gran inconveniente es únicamente visual, ya que la tonalidad blanquecina de la cal se ve más sobre  el negro que sobre el acero.

Sencillos remedios caseros como limpiar, de manera continua, sin dejar acumular, con un algodón impregnado de limón o vinagre los elementos que tengan cal, bastará para que luzcan como nuevos.

Os recuerdo una obra que terminamos recientemente, de la cual hicimos una entrada a nuestro blog, y la que la elección de los propietarios fue utilizar griferías negras tanto en cocina como en baños, dando un resultado realmente vistoso. Además, esta familia también eligió puertas de hierro (negro) y cristal, creando una sintonía perfecta en la cocina.

Como podéis ver se obtuvó un resultado con una cuidada estética, elegante y sofisticada pero moderna, que entusiasmó a la familia.

Esperamos que os gustara esta entrada a nuestro sobre griferías 😉