Toda vivienda, con el paso del tiempo, necesita de una reforma, dado que el uso cotidiano de la misma provoca un desgaste inevitable que repercute directamente a la estética de la misma. Así mismo, cuando hablamos de reformas por desgaste no podemos olvidarnos del mismo en instalaciones, destacando fontanería y electricidad. Por todo ello, si estás pensando reformar casa pequeña, vamos a darte algunos consejos para que no tengas sorpresas de última hora, ayudándote así a organizar de manera correcta las prioridades que deberías tener al llevarla a cabo.

Con el paso del tiempo, además del deterioro que os he comentado, también suelen darse cambios en la estructura familiar. Por ello, es un gran momento para replantear la distribución que tiene la casa con el objetivo de mejorar la calidad de vida familiar, buscando en todo momento obtener de esta reforma integral una casa más agradable y cómoda.

Después de que nuestro equipo haya diseñado, desarrollado y ejecutado varias reformas de casa pequeña , nos hemos decantado por trasladaros algunos de los consejos más importante que nunca debéis pasar por alto si os decantáis por esta opción.

10 consejos para reformar casa pequeña

1º.- Opta por espacios diáfanos
Evita hacer subdivisiones innecesarias del espacio, ésta puede ser la regla de oro por excelencia si se trata de reformar casa pequeña. En este tipo de viviendas no se trata de obtener el mayor número de estancias posibles, sino el menor número de habitaciones lo más grandes posibles.
Puede parecer algo confuso, pero es realmente sencillo. Cuando hablamos de reformar casa pequeña no queremos obtener muchas estancias, con la norma de “cuantas más mejor”, ya que del resultado de este procedimiento pueden obtenerse habitaciones tan pequeñas que no sean prácticas ni funcionales, es decir, que no permitan realizar correctamente la función para la cual han sido creadas.
El pensamiento más apropiado es partir de la pregunta ¿cuántas estancias necesito?, y a partir de ahí crearlas, siendo éstas del mayor tamaño posible.
Si por ejemplo estamos haciendo una reforma de una casa pequeña en la que reside una familia compuesta por una pareja y un hijo, necesitamos dos habitaciones. La habitación de invitados es un lujo del cual se pude prescindir en la mayoría de casos, la casa debe ser lo más práctica posible para la familia que reside en ella. Optaríamos también por un aseo, si quedara un “espacio muerto”, pero también podríamos prescindir de éste. Además del salón-comedor y la cocina, sin olvidar la opción que hacerla estilo americana. 

En este caso, repartiremos los metros disponibles entre las diferentes estancias, creándolas a medida para las necesidades de cada uno de los habitantes. La habitación principal debe contar con una cama de matrimonio, 1,35 ò 1,5 metros, las mesillas, la cómoda y el armario (intentado que éste sea empotrado, son más espaciosos, a medida, y permiten tener más espacio de almacenaje). En cuanto a la habitación secundaria, se tiene en cuenta el espacio de una cama de 90cm, mesilla y escritorio, además de armario (igualmente empotrado si es posible). En la cocina intentamos que tenga espacio para una mesita en la que puedan comer los tres, suele ser muy útil, además de espacio de almacenaje. Y el salón-comedor, siendo importante, en este tipo de casas pequeñas, que los muebles sean acorde a los habitantes, y no de las visitas, por lo que se optará por una mesa de comedor de 4 comensales (con posibilidad de ser extensible) y un par de sofás de 2 plazas, o directamente uno de tres plazas.
Todos estos pequeños detalles, más propios de interiorismo, son vitales para diseñar el proyecto de vivienda de la manera que nos permita optimizar la totalidad de los metros que componen la casa.

2º.- Aprovecha al máximo la luz natural de la vivienda
Estancias luminosas dan sensación de mayor amplitud. Además de una fuente de luz gratuita, es la más agradecida. Su fácil control, gracias a persianas, y el uso de telas livianas, de tonalidades claras, será una gran aliada para crear en tu hogar una atmósfera cálida y agradable.

3º.- Muebles, y otros elementos decorativos, en su justa medida
Al igual que tener un hogar luminoso, tener un hogar despejado, que además de permitir el paso tranquilamente, no tenga elementos que supongan un obstáculo en el campo de visión, hará que os sintáis más cómodos.
Tener sobrecargo en la decoración de tu vivienda, eliminará cualquier sensación de amplitud posible. No te recomendamos tener elementos innecesarios como alfombras o excesivos cuadros, los espejos son los mejores aliados ya que multiplican la luz y dan profundidad a los espacios.

4º.- Cuidado en la elección de las baldosas
Te recomendamos que al reformar casa pequeña nunca elijas suelos de formato grande. El motivo es que con pocas piezas cubrirás todo el espacio, visualmente, además de no quedar estético por no ser proporcional, hará que dé una sensación de tamaño reducido.
Opta por piezas estrechas y alargadas, aportarán al espacio una sensación de ser más alargado de lo que realmente es.

5º.- Tonalidades claras
Tanto en paredes como en mobiliario, y elementos como cortinas o cojines, optimizan la luz, crean sensación de calidez y serenidad, y aumentan la sensación de amplitud.

6º.- Eliminar falsos techos
Es importante tener en cuenta que una vivienda no es una superficie plana, sino que cuenta con metros cúbicos. Por lo que si contamos con 4 metros de altura de techo, en lugar de 2, se puede decir que vivimos en una vivienda con el doble de espacio.
Además de ser más elegantes y estéticos, si estamos hablando de una casa pequeña, notarás una agradable sensación de desahogo.

7º.- Evita molduras
Al igual que otros elementos decorativos, aportan una gran personalidad y elegancia a la vivienda, pero no son muy recomendables a la hora de reformar casa pequeña.
Si no quieres perder la oportunidad de utilizarlas, te aconsejaremos unas con líneas sencillas y discretas, que aporten un toque de buen gusto sin convertirse en un obstáculo visual.

8º.- Puertas y ventanas del mismo color que pared
La sensación de continuidad tendrá como resultado una sensación sobrecarga, por lo que dará ligereza visual.

9º.- Luces empotradas, la iluminación más inteligente
Como varios puntos anteriores os he comentado, explotad al máximo las fuentes de luz naturales. Pero obviamente tendrás fuentes de luz artificial.
En la medida de lo posible, evita poner lámparas, sobre todo de gran tamaño, y elige luces empotradas. Además de no ocupar espacio, son muy versátiles.

10.- En el baño, elije las piezas adecuadas
Para algunos un baño después de un largo día de trabajo es una maravilla, o la comodidad de tener un bidé, pero en ocasiones hay que renunciar a pequeños lujos por un bien mayor.
En el caso de reformar casa pequeña, cada metro cuenta, y mucho. Por lo que es mejor optar por plato de ducha, en lugar de bañera, y evitar el bidé.

Aqui termina este pequeño listado de consejos para reformar casa pequeña, esperamos que te gustara y te anime a contactar con nosotros para que estudiemos tu proyecto detenidamente.