Como os adelantábamos la pasada semana, comienza una etapa repleta de nuevos proyectos que nos tiene realmente ilusionados. Una de ellas, de bastante envergadura, es una reforma en El Escorial. Tras trabajar varias semanas con este cliente, hemos conseguido ser la empresa elegida para ejecutar la reforma integral.

Como repito, casi cada semana, tenemos profesionales polivalentes con perfiles que se complementan a la perfección para poder ejecutar proyectos de manera integral, desde el diseño hasta la ejecución.

Esta semana hemos comenzado con la reforma de una vivienda unifamiliar en El Escorial. El primer día, antes de comenzar el proceso de reforma, hemos procedido a estudiar el estado de la cimentación, asegurándonos así que están en buen estado, ya que garantiza la correcta seguridad estructural. Realizado dicho estudio, ya hemos comenzado con el proceso de demolición y desescombro todo aquello que componía la antigua vivienda y debe eliminarse para dejar espacio al nuevo hogar diseñado de manera totalmente personalizada para nuestro cliente y su familia.

Voy a explicaros un poco más los detalles de esta vivienda y el trabajo que vamos a realizar en ella.

La vivienda está dividida en dos plantas, accediendo a la segunda mediante una escalera. Debido a la posible mejora en la distribución de la vivienda cambiando el lugar de la misma, vamos a proceder a cambiarla de sitio. Para ello, vamos a llevar a cabo la eliminación del actual acceso de bajo cubierta, es decir, una vez se proceda a la demolición de la actual escalera, con el consiguiente cerramiento de apertura de la ésta (zona perteneciente al techo de la primera planta y al suelo de la segunda).

Por otro lado, se abrirá un nuevo acceso de bajo cubierta, en otra zona de la vivienda, con la creación de una nueva escalera adaptada al diseño estético de la vivienda. Tras el primer paso, y más importante, el de reorganizar la estructura de la vivienda, llegando a la conclusión de que el cambio de ubicación de la escalera permitiría optimizar el espacio del que dispone la vivienda, procedimos a plantear los diferentes modelos de escalera que podríamos colocar.

Buscando siempre obtener un resultado de gran cuidado estético, pero también práctico, intentado que el día a día de vivir en una vivienda de dos plantas sea lo más confortable posible para la familia. Tras diseñar varios modelos, en madera y acero, y otros en piedra, el diseño ganador ha sido estructura metálica compuesta de dos tramos en L fabricada en granito natural.

Dicho cambio nos ha dado permitido diseñar una nueva redistribución de los espacios, haciendo así un hogar a medida de nuestros clientes.

Con el cambio de la distribución, vamos a aprovechar para cambiar las instalaciones, de electricidad y fontanería, asegurando así que el resultado de esta reforma integral durará décadas (en breve os escribiré una entrada de lo que se hace, y lo que se debería hacer, sobre los cambios de instalaciones).

Debido al clima del contexto que rodea la vivienda, el perfecto aislamiento es imprescindible. Para ello se van a instalar ventanas Climalit, de doble y triple hoja. Además, para que el invierno sea lo más cálido posible, vamos a colocar suelo radiante (siendo este emisor de calor, atemperando así las bajas temperaturas que esta zona toma en invierno).

Algunas de las otras tareas, más convencionales que vamos a realizar son la eliminación del gotelé en los tabiques que “sobrevivan”, y la creación de nuevos tabiques sin el mismo. O cambiar el solado de la totalidad de la vivienda, eligiendo un gres imitación madera que resistirá la ajetreada vida de la familia.

Para ir finalizando con las acciones principales a ejecutar, terminamos contándoos que también se cambiarán los alicatados de baños, aseos y cocina, así como mobilario de todas éstas, y sanitarios y duchas de las primeros.

Os animamos a seguir la evolución de esta reforma integral en El Escorial por nuestras redes sociales, ya que os mantendremos al tanto de cómo es el proceso que ésta conlleva.