Proyecto de reforma en Castellana es uno de los últimos que tras una fase de diseño, y trabajo cercano con el cliente, nos ha sido adjudicado. A veces nos preguntáis por redes sociales si al poner la zona del proyecto no nos liamos, y la verdad, es que a veces sí.

Es complicado tener varias obras en un mismo barrio, cuando ocurre eso, lo que hacemos no es denominarla por el mismo, sino por la calle en la que se encuentra.

En este caso, la vivienda cuenta con casi 100 metros cuadrados, con una distribución inicial para nada optimizada.

Con diferentes estancias sin ventanales, y con el consiguiente desperdicio de luz natural que esto supone, además de la pérdida de menos útiles que supone tener diferentes distribuidores de estancias, nuestra arquitecta trabajó en diferentes nuevas distribuciones hasta dar con la más apropiada para este proyecto de reforma en Castellana.

Ésta fue la propuesta realizada que más gustó a nuestros clientes, un matrimonio que tenía muy clara la finalidad, y por lo tanto, las necesidades, de la vivienda, y que nuestro equipo consiguió dar con la idea perfecta para que el resultado fuera simplemente perfecto.

Además, una vez quedó cerrada la distribución, y todos los detalles, pudiendo cerrar el presupuesto de reforma con los clientes, nos pusimos manos a la obra con la parte más divertida para los clientes, la elección de los detalles como alicatados o electricidad, pasando por el mobiliario de cocina.

La persona encargada de un proyecto gestiona todo el mismo, desde la distribución hasta el asesoramiento de materiales con el cliente, y por supuesto, el control de obra.

En este caso, para la cocina, que como habéis podido comprobar es “open concept” en forma de L, el formato seleccionado ha sido el siguiente:

Con un detalle de plano de planta como el siguiente:

En cuanto a alicatados, siendo el cuarto de baño una de las estancias en los que dicho elemento tiene mayor visibilidad, importancia, hemos trabajado con el cliente para materializar el resultado final del mismo, con la elección de diferentes alicatados, juego de texturas, creando así una estancia elegante y sofisticada.

Como veis en la siguiente foto, al cliente le ha gustado tanto el resultado que se ha decantado por colocar ambos con el mismo formato.

Por último, el plano de electricidad, un detalle que en ocasiones hay empresas que le dan menos importancia y dejan para última hora y a nosotros nos gusta dejar cerrado, abierto a cambios con el desarrollo de la obra, porque son de verdadera importancia, ya que gran parte de la utilidad, y comodidad, de la vivienda depende de estas instalaciones.

Desde poner el cargador del móvil u ordenador, pasando por la toma de televisión del salón o los dormitorios, son detalles que correctamente colocados darán un plus de confort.

Como ya os recomendamos en su día, si no tienes bastante presupuesto reforma integral, lo mejor es que esperes unos mesecillos para obtener totalmente el resultado que tanto deseas.

Y hasta aquí algunos de los detalles de este proyecto reforma en Castellana del cual os iré informando cómo evoluciona ¡Hasta pronto seguidores!