Si partimos de la definición de diáfano, por la cual se describe a un cuerpo en el que la luz se prolonga por el mismo, en su totalidad, sin apenas impedimentos, y lo extrapolamos a la arquitectura, podemos decir que una vivienda diáfana es aquella despejada, sin obstáculos ni divisiones.

Este resultado procedente de una reforma integral (denominado por muchos como loft, por otros como open spaces y por otros open concept) se caracteriza principalmente por la inexistencia de elementos como tabiques o puertas, obteniendo así como resultado un gran espacio abierto y luminoso en el que la luz deambula libre.

La gran ventaja de llevar a cabo esta redistribución del espacio es un mayor aprovechamiento del mismo. Eliminar paredes, o cualquier otro elemento arquitectónico, amplia visualmente la globalidad del espacio total disponible.
Otro de los grandes comodines que se utilizan en este tipo de redistribución de reforma integral para obtener una vivienda diáfana es la eliminación de metros cuadrados de pasos y accesos, por lo que no obtenemos una vivienda subdividida por funcionalidades sino que se optimizan los metros para obtener el menor número de estancias de mayor tamaño y sin conexiones. 

Todas estas razones lo convierten en una de las elecciones preferidas para aquellos que quieren reformar casa pequeña, como os comentábamos en el blog de la pasada semana.

 

Unión de espacios salón-comedor y cocina, la preferida para espacios diáfanos
Es una de las opciones más elegidas cuando hablamos de diseñar una vivienda en open concept. La integración de estas tres estancias en una única con el objetivo de obtener una más estética y espaciosa sin dejar de ser funcional.

Como os decía unos párrafos antes, las viviendas diáfanas son una de las elecciones más optimas para viviendas pequeñas, sin embargo, esta opción de aunar salón-comedor y cocina también es elegida por clientes que tienen grandes viviendas, incluso duplex, con el fin de obtener una zona muy espaciosa, confortable y con una cuidada apariencia estética.

Continuando con esta iniciativa, una de las más habituales en espacios grandes como para cocinas pequeñas, es una de las preferidas para aquellos que además de buscar espacios diáfanos buscan capacidad de almacenaje. Con esta solución, los armarios no darán sensación de agobio ni de estancias recargadas, serán parte de la decoración con una importante utilidad.

El concepto de cocina abierta, conocida por muchos por cocina americana, tiene su origen en los países anglosajones, sin embargo, importamos dicho diseño con el paso del los años, con la creación de viviendas de menor tamaño y por tanto la necesidad de optimizar los metros disponibles.

¿Qué tipos de empresas contratar para obtener una vivienda diáfana?

Como siempre que hay que llevar a cabo redistribución de espacios, no es recomendable acudir a cualquier empresa de reformas. Las soluciones óptimas pasan por contratar a un estudio de arquitectura que diseñe el proyecto y posteriormente una constructora que lo ejecute, o directamente una empresa como Annantis Project que tiene un equipo de arquitectos e interioristas que diseña la redistribución de los espacios y posteriormente realiza la reforma, con un equipo de ejecución liderado por un aparejador.

Es imprescindible que el proyecto tenga el diseño adecuado. La planificación es necesaria cuando el objetivo final de esta reforma será un espacio que integre las estancias correspondientes tanto al salón-comedor como a la cocina con la creación de un único espacio con una decoración y apariencia estética armónica.

Ventajas e inconvenientes de esta unión

Ventajas de casa diáfana
– Obtención de un espacio principal, de mayor dimensión, con la correspondiente optimización de los metros disponibles.

– Aprovechar al máximo la luz natural disponible, siendo ésta la fuente de iluminación y calidez más sana, además de gratuita. Por consiguiente, un importante ahorro a medio y largo plazo en la factura eléctrica.

– Aumento de la comunicación y relaciones interpersonales familiares. Esto se debe a que la cocina es una de las estancias en las que más tiempo se pasa, si la primera de ellas es el salón-comedor, se conseguirá así un hogar más sociable.

– En cualquier momento, si te cansas de este concepto, podemos levantar muros y obtener una cocina cerrada tradicional.

Desventajas de casa diáfana

– Es una reforma delicada, que únicamente podrás encomendar a auténticos profesionales. Además del diseño que solo podrán optimizar arquitectos e interioristas, la funcionalidad es un pilar fundamental.

La cocina es un espacio en que se generan humos, olores y ruidos. La correcta distribución de los diferentes elementos generadores de todos elementos, unida a la posible implementación de puertas para determinados momentos, y la adquisición de electrodomésticos de alta gama (reduciendo decibelios emitidos por los diferentes aparatos o aumentando el poder de la extracción de la campana extractora para evitar olores y humos) hará que el diseño y la comodidad del espacio obtenido sean fabulosos.

– Es inevitable que la cocina sea una estancia en la que normalmente se genera cierto caos. Al formar parte de otra estancia de mucho tránsito, tendrás que tener especial cuidado de tener todo medianamente recogido para que la posible sensación de desorden que tengas en la zona de cocina no se acabe trasladando a la estancia de estar.
Si crees que no es posible mantener este orden y limpieza, nuestros profesionales te sugerirán implementar puertas correderas para que en los momentos puntuales que tú decidas la cocina quede aislada.


Hasta aquí nuestra entrada al blog dedicada a vivienda diáfana. Esperamos que os haya gustado y quedamos a vuestra disposición para que hagáis llegar cualquier pregunta o comentario.